Dios habla, yo lo escuché

$280,00

El éxito de todo cristiano está en obedecer, no en el mero hacer…

Categoría:
Descripción

El éxito de todo cristiano está en obedecer, no en el mero hacer; y para obedecer hay que escuchar. Hasta que Dios no hable, no te muevas; una vez que haya hablado, no te detengas.

Dios quiere hablarte. De la misma manera que José Luis y Silvia escucharon su voz y experimentaron su dirección concreta, tú también lo lograrás.

Información adicional
Peso 225 g
Dimensiones 5 x 14 x 21 cm
Carrito Quitar Producto Deshacer
  • No hay Productos en el carrito